En sus más de treinta años de historia la empresa sevillana Chavsa, dirigida por Simón Chávarri, se ha mostrado como una de las más importantes y, sobre todo, renovadoras, dentro del mundo de la arquitectura y el diseño de interiores. Y eso se puede comprobar observando algunos de sus últimos trabajos, entre los que se pueden destacar el campus de Palmas Altas y las oficinas de Emasesa, ambos en Sevilla. No obstante, seguramente el proyecto más impactante a nivel internacional en el que Chavsa ha trabajado ha sido la construcción e ingeniería de la nueva sede de la OTAN en Bruselas, Bélgica, un complejo con más de 250.000 metros cuadrados que supone un paso adelante tanto en lo estético como en lo funcional dentro de la arquitectura moderna.

Simon chavarri

Simon chavarri

Este paso decisivo lo da la empresa Chavsa en 1990 cuando crea un departamento técnico especializado en interiores. Desde entonces la empresa se ha volcado en la creación, no solamente de edificios, sino en el acondicionamiento, en el más amplio sentido de la palabra, de estos. Es decir, ha dado una especial importancia al Facility Management.

Al hablar de Facility Management supone referirse a uno de los elementos más importantes en la gestión actual de los negocio. La creación y acondicionamiento de edificios que serán sede de una marca o bien sucursales importantes y que, por lo tanto, tienen que unir un diseño exterior llamativo y reconocible, que pudiera ser un distintivo de marca, con la funcionalidad en este y la adaptación interna para favorecer, facilitar y hacer más atractivo el trabajo.

En otras palabras, significa no solo crear el más espectacular de los edificios de oficinas, sino también cuidar los interiores desde un punto de vista estético y sostenible con multitud de espacios verdes interiores, por ejemplo, o grandes ventanales. Desde un punto de vista funcional tendrá que adaptarse cada lugar del edificio para el trabajo o labor que allí se llevará a cabo.

Asegurarse de una correcta distribución del aire acondicionado, controlar el trabajo de los servicios de mantenimiento o aprovechar lo máximo posible la energía del edificio mediante estudios de eficiencia energética son otros de los factores que deben de tenerse en cuenta en esta labor de Facility Management. En pocas palabras, una creación total del edificio.

Un buen ejemplo de esto es la sede de la OTAN de Bruselas citada anteriormente. En el exterior puede observarse un complejo de edificaciones realmente espectacular, donde el cristal y el metal se superponen en formas bastante osadas hasta crear una imagen realmente reconocible. Pero Chavsa también ha cuidado el interior de esta obra, desde los aspectos más importantes, como la distribución del espacio, hasta el último revestimiento. Eso es Facility Management.

Anuncios