Etiquetas

, ,

NOVEDADES EN LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

Una buena climatización en un edificio de oficinas no solo supone un considerable ahorro en el consumo eléctrico, sino también unas mejores condiciones para quienes allí trabajan, circunstancia que se traduce en mayor productividad. A la hora de plantear una reforma de espacios en el lugar de trabajo, resulta especialmente recomendable contar con empresas que, además de diseño y funcionalidad, ofrezcan ahorro y cuidado del medio ambiente, como es el caso de Chavsa, dirigida por Simón Chávarri.

Simon-Chavarri eficiencia energetica

Fuente: Estudio Biomecanico

Los expertos estiman que una oficina reformada con especial ahínco en optimizar la eficiencia energética puede ahorrar a la empresa entre un 5% y un 25% en suministros. Si se habla de un edificio, se puede optar por soluciones como la producción energética fotovoltaica y alcanzar incluso el consumo cero.

Las claves para lograr estos ahorros se encuentran en adaptar la potencia contratada a las necesidades reales de cada espacio, así como en realizar reformas en aquellas instalaciones que resulten poco eficientes. Esta es una inversión que se rentabiliza en un corto espacio de tiempo.
La Sociedad Española de Facility Management apunta a las claves en el sector de la climatización: conseguir el confort de las personas que allí habitan o trabajan y el control de la eficiencia energética y mantenimiento de las instalaciones técnicas. Según sus datos, la temperatura ideal en el interior de los edificios oscila entre 21ºC y 23ºC siempre que se disponga de un sistema de climatización adecuado para las condiciones concretas del edificio. Esta cuestión contribuye de forma colateral a mejorar el ambiente entre compañeros de trabajo al lograrse una uniformidad en la climatización, lo que sin duda repercute favorablemente en las cuotas de productividad.
IFMA España recomienda que ante la puesta en marcha de obras de acondicionamiento y adecuación de los edificios, así como de instalación de sistemas de climatización, se cuente con una empresa certificada con instaladores especializados, cuyos profesionales sepan diagnosticar las necesidades concretas de cada espacio y de los que allí trabajan.
Las labores del facility manager consisten en planificar los espacios, coordinar las reformas y los proyectos de construcción, realizar una estrategia sobre todos los inmuebles y servicios relacionados con el funcionamiento de las infraestructuras y coordinar las funciones de los mismos.
Entre las claves para mejorar la productividad de los empleados y ahorrar mediante la eficiencia energética se puede señalar también el uso de bombillas LED y una buena distribución de los espacios para su iluminación sea correcta y uniforme.

Un buen ejemplo de estas construcciones eficientes y donde se respira un buen ambiente de trabajo es el edificio de la OTAN en Bruselas, realizado por la empresa sevillana Chavsa. Toda una muestra de compatibilidad entre sostenibilidad y belleza, dos parámetros condenados a entenderse.